Datos en tiempos de Coronavirus

Como ya es normal, comencé mi día teletrabajando, a mediodía tele-comí con un amigo y en la tarde me tomé un tele-café con mi abuelo. Pero, ¿hasta cuándo? Seguramente esta tele-rutina será parte de nuestro día a día y tendremos que adaptarnos a esta nueva realidad. Por mi parte, he asumido que esto se convertirá en una endemia y seguirá con nosotros por muchos años más, no es por ser pesimista, es más bien una combinación de realista-optimista. 

Ser realista es entender las cosas por medio de hechos, y la combinación con el optimismo es ver las cosas con otra mirada, más positiva, donde el vaso está medio lleno. Porque creo que es necesario para que nuestra sociedad y economía puedan seguir adelante ante esta crisis.

A lo largo de la historia, durante las recesiones, existen casos de empresas que nacen o se reinventan. Por ejemplo Microsoft y Apple, nacieron en el 75’ en medio de dos grandes depresiones económicas, o nuestro adorado Netflix, que nos ha salvado en estos tiempos de Coronavirus, al iniciar como una startup que durante la crisis económica del 2000 aún repartía DVDs físicos. Ahora son grandes empresas gracias a que en su momento recolectaron datos de los usuarios para entender sus necesidades y adaptar su propuesta de valor a las nuevas exigencias del mercado. 

Por esta razón, debemos estar atentos a los datos a los que tenemos acceso, ya que la cantidad de información disponible puede ser abrumadora. Cualquier dato recolectado debería ser usado para mejorar la toma de decisiones, por eso debemos diferenciar entre dos tipos de métricas, las accionables y las de vanidad. Las primeras son aquellas que vinculan acciones específicas y repetibles con resultados observados, mientras que las segundas sirven para informar un estado actual, pero no ofrecen descubrimientos para mejorar la toma de decisiones. Es momento de invertir mayor tiempo en las accionables, basándonos en estos dos consejos:

  • Calidad, no cantidad: Los datos disponibles incluso conectados con pequeños cambios de servicios o productos pueden ser agobiantes, por eso hay que medir lo que importa. Es fácil perderse en información irrelevante.
  • Las métricas son personas: los datos solo pueden decir lo que hicieron los usuarios, no pueden decir el por qué, por eso deben estar vinculadas a personas reales. Así se puede tener en cuenta como las acciones tienen un impacto en las personas.

En estos tiempos de coronavirus, estamos restringidos a quedarnos en casa y por eso muchas startups y empresas han empezado a vender online. Para analizar este canal de ventas, una métrica accionable es la Tasa de Conversión, esta indica la efectividad de una página web al dividir la cantidad de visitantes por la cantidad de personas que compran o hacen algún tipo de acción. Una herramienta que utiliza esta métrica es el Embudo de Conversión, la cual evidencia el camino que recorre un cliente potencial para convertirse en uno que paga. Se puede usar para medir registros en una app o simplemente hacer seguimiento de las ventas. En el caso de una tienda online, el embudo puede ser algo asÍ: (1) El usuario entra a la página web, (2) hace click en un producto, (3) agrega el producto al carro de compras y finalmente (4) el usuario paga. De 1.000 personas seguramente no todas llegaran a la última etapa, y ahí es donde hay que medir e interpretar las acciones de los usuarios para optimizar el embudo de conversión. 


Sin duda, la manera de entender y transformar los datos es un reto aún más complejo en estos tiempos de Coronavirus. Es hora de ser realistas-optimistas, pensar que las cosas van a mejorar, pero siempre adaptándonos a los retos dinámicos del día a día. Es momento de afinar nuestra estrategia y analizar las toneladas de datos capturados bajo este nuevo contexto de tele-rutina, repensar nuestras métricas accionables y desarrollar soluciones que atiendan a las necesidades que han surgido durante la crisis. Así aportaremos a esta situación, manteniendo la esperanza de que pronto nos olvidaremos del tele-café y podremos volver a abrazar a nuestros seres queridos. 

Deja una Respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de